(+34) 91 032 57 46 / (+34) 654 171 554 info@premiereactors.com

Female teenager showing gesture with crossed fingers

Somos perezosos por naturaleza. Casi siempre preferimos quejarnos porque no encontramos trabajo a crearlo nosotros mismos, y si lo creamos, no lo movemos lo suficiente o no le sacamos todo el jugo que podríamos.

No nos damos cuenta de que cada vez tenemos más herramientas a nuestro alcance para llevar a cabo nuestros proyectos soñados, por muy alejados de nuestras posibilidades que nos parezcan. ¿No crees que merece la pena intentarlo?

El crowdfunding, también llamado micromecenazgo, es una muy buena alternativa para financiar nuestros proyectos. A través de este sistema, podemos recibir aportaciones de muchas personas (llamadas mecenas) quienes, a cambio, recibirán algún tipo de recompensa exclusiva por tu parte, de tal manera que, si consigues recaudar lo suficiente, podrás llevar a cabo tu proyecto creativo.

También es cierto que, a medida que el crowdfunding se hace más conocido, más gente lo utiliza y, por tanto, más deberíamos destacar del resto para que nuestra campaña tenga éxito y lleguemos a nuestros objetivos.

A continuación, te damos algunas recomendaciones:

Escoge la plataforma adecuada

Lánzanos, Verkami, Indiegogo y Kickstarter son posiblemente las plataformas más conocidas a través de las cuales puedes dar a conocer tu proyecto, pero existen muchas otras que también podrían funcionarte.

Antes de decidirte por alguna de ellas, debes enterarte bien de cómo funcionan y leer detenidamente sus condiciones pues, aunque sean muy parecidas entre ellas, las pequeñas diferencias en sus políticas son las que pueden acabar haciendo que tu proyecto logre o no el objetivo marcado.

Decide tu objetivo

En una campaña de crowdfunding, la confianza es fundamental. Por lo tanto, sé realista con lo que deseas conseguir para tu proyecto porque, de lo contrario, la gente no querrá financiarte.

Explica dónde irá el dinero que recaudes y sé transparente con la información que ofrezcas. Solo de este modo darás a entender que has estudiado muy bien tu propuesta y que controlas todos sus aspectos.

Por otra parte, no olvides añadir un pequeño margen de presupuesto a la cantidad total que crees que costaría llevar a cabo tu proyecto, por varias razones:

  • Porque la plataforma se queda con un porcentaje de comisión.
  • Porque una vez recaudado el dinero, tendrás que pagar impuestos (el IVA).
  • Porque los proyectos siempre acaban costando más de lo que se cree en un principio: surgen aspectos que no pensaste o te encuentras con problemas inesperados, y no quieres, después de todo el esfuerzo, quedarte a medias con tu idea.

Crea buen contenido visual

A los ojos de tu audiencia, la calidad con la que anuncies tu proyecto tendrá mucha relación con la calidad que tendrá después el producto final. Por este motivo, un contenido con erratas o una mala imagen restará profesionalidad a tu propuesta.

Lo más probable, si es tu primer proyecto con este sistema, es que creas que no tienes nada que enseñar para convencer a tu audiencia. (“¡Pero si el proyecto no lo podré empezar hasta que no recaude el dinero!”). Te confundes; Siempre hay algo que mostrar.

Te damos algunas ideas:

  • Necesitarás algunas imágenes para que te acepten el proyecto: una imagen de portada y otras para la galería. Para ello, deberías crear el poster provisional del proyecto (no olvides adaptarlo a las dimensiones que te pida la plataforma) y ofrecer muestras, bocetos, animáticas o story boards.
  • Aunque los videos no son obligatorios, sí influyen, y mucho, a la hora de captar mecenas. Graba videomensajes de los actores o del director, explica de dónde surgió la idea y por qué vais a poner toda vuestra carne en el asador. Transmite mucha motivación y no te olvides nunca de incluir llamamientos para participar.

Dedica tiempo a hacer una propuesta interesante, intrigante, que muestre tus puntos fuertes. Ponle mucha ilusión y deja con ganas de más. Solo de esta manera tendrás a tu audiencia en el bote y estará lista para hacer su aportación.

Todo exige esfuerzo. No creas que te va a llover el dinero del cielo.

Ofrece algo a cambio

Según las reglas del crowdfunding, toda la gente que te apoye económicamente deberá recibir algo a cambio.

Cuanto más generosos sean tus mecenas contigo, más tendrás que recompensarles. Pero si lo miras de otro modo, cuanto mejor sean las recompensas que ofrezcas, con más facilidad les convencerás para que su donativo sea mayor.

Por eso, debes definir varios tipos de estas recompensas. Asegúrate de que algunas son físicas (como la entrada para tu obra de teatro), otras emocionales (pase privado para el preestreno de tu cortometraje) y no te olvides incluir algo para empresas que te quieran patrocinar (por ejemplo, incluir su logo en tu cartel).

Lo mejor es que tus recompensas sean multiplicables y no te supongan mucho gasto porque, de lo contrario, se te puede ir de las manos: lo mejor son las menciones, las descargas digitales, etc. Te recomendamos que te fijes en otros proyectos de la misma plataforma para obtener ideas.

Y, por supuesto, no te olvides de dar lo prometido cuando acabes el proyecto.

Encuentra tu público

Los primeros días de campaña suelen ser los que más dinero recaudan, pero una vez tus amigos y familia ya han donado, suele bajar el interés.

No tengas miedo a ser un poco pesado, anunciarlo en redes sociales (no solo en tu muro sino en grupos), y volver a insistir cada varios días. Mucha gente no clicará en tus enlaces hasta que no lo hayas anunciado 3 o 4 veces y les acabe picando la curiosidad por tanto insistir. Hazte una lista de donde lo has estado poniendo y tenla siempre a mano para volver a ella.

Sin duda alguna, querrás que todo el mundo participe y ponga su granito de arena, pero nosotros te recomendamos una cosa: después de dar a conocer el proyecto a tus conocidos, avanzarás mucho más deprisa y perderás menos energía en tu promoción si te enfocas en anunciarte a nichos específicos de personas.

Pongamos que estás intentando llevar a cabo un documental. En ese caso, busca grupos en Facebook amantes de los documentales; encuentra en Twitter influencers que hablen sobre el tema y compartan tu objetivo con sus seguidores; contacta con personas muy interesadas en la temática que propones… Al fin y al cabo, cuanto más se identifiquen tus mecenas con el proyecto, más fácilmente surgirá el boca a boca, y antes conseguirás el objetivo marcado.

Asimismo, no olvides animar a todos los interesados, no solo a que contribuyan, sino a que compartan tu proyecto en sus círculos.

Mantén el interés

Involucrar a la gente con tu proyecto es esencial para el éxito del mismo.

Escribe regularmente a tus mecenas con las novedades que te vayan surgiendo, envíales fotografías o algún link del making of de tu proyecto contándoles cómo tu sueño se está haciendo realidad… Incluso puedes compartir con ellos los problemas que has tenido en el proceso y cómo los has ido solucionando.

Para ello, elige el canal que más te guste: puedes crear un blog, una página de Facebook o contactar con ellos a través de email.

Mantenerles informados regularmente solo puede traerte ventajas: querrás que compren tu producto o lo recomienden a sus conocidos una vez finalizado, y nunca mejor que hacerlo con la gente que participó, en vez de volver a empezar de cero.

Además, ¿quién sabe si no harás una segunda parte u otro proyecto futuro? Las personas que confiaron en ti y disfrutaron de la experiencia son las que con más probabilidad volverán a repetir.

Últimos consejos

  • Si conoces a alguien que ya haya hecho una campaña de crowdfunding, haz que te cuente su experiencia. Así sabrás de primera mano lo que funciona y lo que no.
  • El proyecto únicamente tendrá éxito si tú lo mueves, y eso implica trabajo y horas. No esperes a que se venda solo por estar en una plataforma conocida.
  • Agradece la contribución de tus mecenas uno por uno a través de un mensaje personal. Algo como “[Nombre de la persona], gracias por contribuir para realizar mi sueño”, es suficiente.

Por último, has de saber que todo lo que te hemos contado en este artículo no es garantía de que tu campaña sea un éxito total, pero sí para que vayas en la dirección adecuada. Tu iniciativa, tu intuición y tu rápido aprendizaje de los errores y aciertos que vayas cometiendo harán que lo hagas mucho mejor.

Como cualquier aventura, no sabrás qué tal resultará hasta que no lo intentes. ¡Quien no arriesga no gana!

Cuéntanos, ¿habías pensado alguna vez en empezar una campaña de crowfunding? ¿Has financiado algún proyecto con este sistema?

Si te ha resultado interesante, ¡no olvides suscribirte gratis a nuestro blog para recibir muchos artículos más en tu bandeja de entrada!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

error: Este contenido está protegido.