Diferencias entre el drama y la comedia

Diferencias entre el drama y la comedia

Ali Haider

Drama o comedia, nos encontraremos estos dos géneros en los trabajos o proyectos que hagamos a lo largo de nuestra carrera profesional.

Ambos tienen mucho en común y, a su vez, grandes diferencias.

Vayamos al detalle y analicemos todas sus características, ¡pues conocerlas será nuestro primer paso para hacer interpretaciones magistrales!

El elemento en común

Se trate de comedia o de drama, los actores debemos preparar siempre nuestros personajes a fondo y buscar su veracidad, es decir, debemos creer en ellos, en la intención de todas sus acciones y en el diálogo que los acompaña.

Un error de principiante y muy común es hacerse el gracioso cuando interpretamos una escena cómica. Aunque nuestros personajes hagan cosas raras e inexplicables, para ellos son emociones y deseos reales, incluso de vida o muerte en ocasiones, aunque se trate de situaciones tan normales como que tienen sueño o que no se atreven a hablar con cierta persona.

Por tanto, para nosotros los actores, cualquier tipo de interpretación, cómica o dramática, debe basarse en la verdad. Por muy exagerada o extraña que sea una situación, nuestros espectadores han de ver siempre un personaje real y, si no lo hacemos como es debido, nunca encontrarán la gracia. Pero eso no quiere decir que no tengas que ser consciente del humor que suceda en la escena. ¡Todo lo contrario!

Diferencias principales

Aunque ambos géneros se basen en la veracidad, entre ellos existen algunas diferencias que debes conocer y controlar cada vez que realices una interpretación:

Ritmo y pausas

Ritmo no es sinónimo de hablar más deprisa, sino saber cuándo tienes que hacerlo y cuándo es mejor realizar una pausa.

En drama existe la pausa dramática, esos silencios que reflejan un profundo estado emocional y expresan los sentimientos del personaje. En comedia, por el contrario, las pausas se hacen o bien con antelación, para preparar algún gag o golpe de efecto (alguna ocurrencia, chiste o acción ridícula), o bien a posteriori, para dejar tiempo para que el público entienda la gracia y se ría. Por eso en comedia, es esencial que tengas un muy buen sentido del ritmo.

Tienes más información sobre el ritmo en nuestro artículo 9 factores para dominar el ritmo en comedia.

Reacción de los personajes

En drama, la atención del espectador suele centrarse en el personaje que hace o dice algo en un momento determinado. En cambio, la comedia se focaliza en el que reacciona ante esa acción o diálogo.

Por otro lado, las reacciones suelen ser un poco más exageradas en la comedia. Pero recuerda, no te pases y busca siempre la verdad.

En cuanto al ritmo de reacción de este género, aunque en nuestra vida real no nos parezca natural que una persona conteste muy rápido a otra, el ritmo acelerado forma parte del código de la comedia y el espectador lo aceptará.

Las emociones

En drama, las emociones suelen ser más intensas que en la comedia. Llevándolo al extremo, ante una situación de drama, como pudiera ser un terrible desconsuelo, en la comedia reaccionaría el personaje con tristeza o decepción, o mientras que un personaje puede montar en cólera en un drama, en comedia se interpreta más como un mero enfado.

Otro aspecto importante en cuanto a las emociones de los personajes, es que la comedia da más importancia a todo lo exterior: la conducta, la apariencia física o, como decíamos antes, la reacción ante otros personajes. En cambio, el drama profundiza más en sus pensamientos y emociones internas.

Lenguaje cinematográfico

Para que amplíes un poco tu visión, no queremos olvidarnos de contarte los tipos de plano que te puedes encontrar al trabajar con ambos géneros. ¡Debes estar preparado y saber por qué utilizan unos u otros cuando a la hora de grabarte!

En drama suele ser todo más “pequeñito”. Evitamos excedernos en nuestras expresiones porque son los planos cercanos los que se encargan de mostrar a la audiencia las emociones del personaje. Ante un primer plano, la percepción de lo que está pasando en el interior de dicho personaje se amplía.

En comedia sucede lo contrario; a la hora de interpretarla, utilizamos más nuestro cuerpo porque todo es un poco más exagerado, lo que, junto con la necesidad de ver cómo reaccionan los otros personajes, hace necesario el empleo de planos más abiertos.

Por otro lado, el montaje de las escenas cómicas suele tener menos planos porque los actores muchas veces se pisan el diálogo o improvisan, y es imposible montarlo de otro modo.

¿Cuál de los dos géneros es mejor?

Por alguna razón, algunos actores consideran la comedia como un género de segunda categoría y no se lo toman tan en serio a la hora de preparar sus papeles. Sin embargo, cualquier profesional estará de acuerdo en afirmar que muchas veces la comedia es bastante más difícil de preparar que el drama. ¡Muchos actores encuentran incluso más difícil reírse en una escena de manera genuina que ponerse a llorar!

Así pues, ninguno de los dos géneros es mejor que el otro y a veces incluso puedes toparte con una mezcla de ambos: comedias con pinceladas dramáticas o dramas con tintes cómicos y frescos.

Pero si lo que necesitas es escoger una de las dos opciones para trabajar en clase, grabarte una escena o cualquier otro motivo, aquí tienes unas preguntas que puedes hacerte para tener más clara tu decisión:

  • ¿Con qué genero disfrutas más y por qué motivo?
  • ¿Cuál te haría crecer más como actor?
  • ¿Posees el sentido del ritmo, la intensidad necesaria que exige el drama o tienes la suerte de dominar las dos cosas?

No escojas uno de los dos géneros porque te han dicho que es el mejor, sino porque tú sientes que es la opción más acertada. Si, a pesar de las preguntas que te hemos ofrecido, no lo tienes claro, siempre puedes empezar con uno de los dos al azar. Con el tiempo y la experiencia, tus preferencias evolucionarán de manera natural.

Queremos escucharte: ¿eres más de drama o de comedia? ¿A qué retos te has enfrentado con cada uno de los géneros? ¿Qué pros y contras encuentras en ellos?

Si te ha gustado, no olvides suscribirte gratis a nuestro blog. Recibirás regularmente nuestros nuevos artículos, estarás siempre al día y mejorarás como actor :)

Opt In Image
¿Te gusta nuestro blog?
¡Suscríbete!

Reinvéntate, aprende y haz crecer tu pasión.

Únete ahora y recibe mucha más información y consejos en tu buzón.

¡Comenta!

Tu dirección de Email no será publicada.