(+34) 91 032 57 46 / (+34) 654 171 554 info@premiereactors.com

Cómo debe ser tu videobook de actor

Si quieres acceder a castings de ficción, tener (o mantener) representante o en definitiva, mostrar como trabajas ante la cámara para que te contraten, es imprescindible que tengas un buen videobook. En otras palabras, para moverte como actor necesitas un resumen de tus mejores interpretaciones audiovisuales que durante un máximo de 3 minutos convenza al espectador de tu profesionalidad artística.

Hasta aquí, todos de acuerdo pero, ¿cómo distinguir un buen videobook de uno malo? Tranquilo, que a partir de ahora los sabrás diferenciar perfectamente… ¡Hoy te desvelamos los 5 secretos de un buen videobook!

1.     Menos es más

Muchos actores creéis que es mejor incluir miles de escenas variadas para demostrar que trabajáis habitualmente y que habéis recorrido una larga carrera profesional. Sin embargo, en ocasiones esto es un error muy grave, ya que muchas de esas escenas puede que no sean lo suficientemente buenas interpretativamente, consiguiendo desmerecer las que sí que merezca la pena enseñar.

En tu videobook rige la norma de “menos es más”, es decir, debe contener sólo las escenas que estés casi seguro de que engancharán al espectador, esas que muestran tu mejor versión actoral. Ten mucho cuidado a la hora de decidir si incluyes ensayos de clase o participaciones en cortos amateur, ya que muchas veces no se trata de un trabajo final o no tienen suficiente calidad interpretativa. Recuerda que el videobook siempre tiene que enseñar todo tu encanto y talento, no hacerte de menos.

2.     Música, ¡no!

A pesar de que en otros países es habitual que en tu videobook suene música de fondo, en España prácticamente todo el sector coincide en que no hay que poner música. El motivo principal es que quien lo vea necesita escuchar perfectamente el timbre de tu voz, si tienes o no acento, cómo pronuncias, si se te entiende, si ceceas… En definitiva, un director quiere ver que eres tú quien tiene el peso dramático, y no otros elementos que influyen en él como la música. Recuerda que se trata de escucharte en estado puro, es decir, de la misma forma en que te percibiría si apostara por ti para un proyecto.

La única música que puedes incluir, opcionalmente, debes situarla al principio y al final del videobook durante los pocos segundos que duran tus datos de contacto. Asimismo, hay muchos actores que incluyen, antes de terminar el videobook, unos segundos musicales más: suelen realizar un popurrí rápido de momentos variados, como un cajón de sastre, donde meten escenas cortas de todo tipo para mostrar su versatilidad en un último impacto del reel. Hacer este popurrí o no, depende del sentido común, estético y artístico de cada uno. En ambos casos, si incluyes música, debes cuidar el que sean melodías libres de derechos de autor, para evitar problemas a la hora de difundir tu videobook.

3.     El orden de las escenas

El videobook debe durar como máximo 3 minutos, aunque posiblemente el espectador no vea más que medio minuto. Sólo si consigues seducirle en los primeros segundos lograrás que te regale 3 valiosísimos minutos de su preciado tiempo. Por todo ello, las mejores escenas deben ir siempre las primeras. Con “mejores” nos referimos a las tus interpretaciones más completas y creíbles, así como aquellas que sean resultado de haber trabajado en cine o televisión.

A continuación, deberás incluir escenas que sean opuestas a las que ya has puesto, para demostrar que eres capaz de enfrentarte a personajes de lo más variados. Por ejemplo, si comenzaste con comedia, en este momento podrías incluir drama.

En definitiva, juega con tus diferentes registros, ofreciendo un material ameno y entretenido.

4.     No sólo habla, también escucha

En un videobook es muy importante que se te vea hablar, por todo lo que hemos comentado anteriormente, pero también es clave que muestres cómo actúas escuchando, recibiendo estímulos de lo que sucede en la escena. A menudo las reacciones que tienes cuando escuchas son incluso más interesantes que las propias palabras.

5.     Actualizado y a un click

Imagina una empresa que año tras año ofreciera exactamente el mismo producto, pensarías que no ha mejorado nada o que no ha apostado por modernizarse, ¿verdad?; Pues en los videobooks ocurre lo mismo: debe estar siempre actualizado y reflejar el momento del proceso en el que te encuentras. Se trata de un proyecto abierto que debes ir modificando a menudo con nuevo material, ya sea con trabajos en los que hayas participado, ya sea con nuevas escenas que por tu propia iniciativa hayas creado. Como consejo, si añades el año en el título, darás a entender que lo has renovado recientemente (por ejemplo: “Videobook Rosa Pérez 2015”).

Por último, es imprescindible que tengas disponible en Internet la última versión de tu videobook, para poder enviar el enlace a cualquier persona que pueda estar interesada en verte. Cada vez es menos frecuente el envío físico a directores de casting y representantes del típico DVD en el que incluyes tu material. En la actualidad, no sólo ellos sino también tu “público” quieren verte aquí, ahora y fácilmente, por lo que debes ponérselo en bandeja… a un click.

Después de leer este post, ¿crees que tu videobook es bueno o podría mejorar? ¿Te convence el videobook que estás enviando?

Si tienes dudas y te gustaría que le echáramos un ojo, no se hable más. Reserva ya tu sesión de Orientación Artística y muéstranos tu material. Nosotros te aconsejaremos sobre cómo mejorarlo para sacarle el máximo partido y para que ofrezca lo que directores, productores y representante están buscando.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

error: Este contenido está protegido.